¿Qué sí y qué no al buscar un crédito hipotecario?

¿Qué sí y qué no al buscar un crédito hipotecario?

 

Considerar la posibilidad de adquirir un crédito hipotecario puede ser intimidante, porque estamos hablando de cientos de miles de pesos que tendremos que pagar a largo plazo; sin embargo, hay que tomar en cuenta que haremos una inversión y no un gasto.

 Cuando se quiere adquirir un bien inmueble y no hay posibilidad de pagarlo de contado, solicitar un crédito hipotecario a largo plazo es una opción viable. Obtenerlo puede ser un proceso tardado y hasta engorroso; pero no por ello inalcanzable o imposible de conseguir. Analistas del sector financiero coinciden en que lo ideal es que no rebase el 30% del ingreso mensual, aunque hay más factores que debes tomar en cuenta.

Es fundamental que te preguntes: ¿Puedo asumir el compromiso de pagar puntualmente? ¿Cuento con los recursos suficientes? ¿Cuánto es lo que más puedo destinar de mis ingresos al pago del préstamo? ¿Puedo adquirir una deuda adicional a las que ya tengo? ¿Soy responsable con los pagos de mis deudas? ¿Estoy dispuesto a contraer otra por los siguientes 15 o 20 años?

Una vez analizado todo esto y si el balance es positivo, puedo darme a la tarea de comenzar la búsqueda y tener muy claro ¿Qué sí y qué no al buscar un crédito hipotecario?

 

¿Qué sí?

Ø  Obtener un crédito hipotecario a través de una institución autorizada: un banco, una Sofol, una Sofome, instituciones públicas como Infonavit o Fovisste.

Ø  Contratar a un asesor patrimonial hipotecario o a un broker hipotecario (son una especie de intermediarios que te orientan, buscan planes de financiamiento y realizan los trámites por ti).

Ø  Buscar la mejor propuesta, la que se adapte a tus necesidades y posibilidades.

Ø  Considerar el Costo Anual Total, CAT, que es un indicador porcentual que incorpora todos los costos en los que se incurre al contratar algún tipo de crédito.

Ø  Escoger la tasa de interés que pagarás. Puede ser fija o variable. La primera es la más recomendable porque así sabrás exactamente lo que pagarás durante todo el período del crédito. La tasa variable es un poco más alta (por 2 o 3 puntos porcentuales) ya que está calculada con base en la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE), que es una tasa de referencia, representa el porcentaje de interés o ganancia de algunas operaciones que se realizan en el mercado. Y justo por eso es variable, lo que va modificando tus pagos del crédito.

Ø  Considerar la opción de pagos anticipados, lo que reducirá el tiempo de vida de tu crédito.

Ø  Apoyarte con otro crédito como INFONAVIT o FOVISSSTE, o incluso con tus ahorros de vida.

¿Qué no?

Ø  Comprometerte con un crédito por el que pagarás más del 30% de tus ingresos. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, CONDUSEF, recomienda que sea menor al 30%.

Ø  Escoger un plazo inadecuado, que a la larga se te dificulte cumplir. Analistas financieros recomiendan escoger un plazo no mayor a 15 años, pues resultan mucho más caros.

Ø  Pasar por alto el enganche, que no está contemplado en el monto del crédito; el avalúo del inmueble; los gastos notariales; la comisión por apertura del crédito; los seguros por daños o por desempleo.

Ø  Contratar el primer crédito que te ofrezcan o dejarte llevar por ofertas y promociones “milagro”: “Adquiera el mejor crédito, el más barato, el más corto, con la tasa de interés más baja”. Recuerda que lo barato puede salir caro y no necesariamente es lo mejor o lo que estás buscando.

 

Ahora ya tienes una idea más clara de lo que debes hacer y lo que no al buscar un crédito hipotecario. Te auguramos que, cuando inicies tu búsqueda, te resultará más fácil comprender los términos que se manejan durante el proceso y tendrás más definidos tus planes.

En In Casas te ayudamos a trámitar tu crédito hipotecario con cualquier banco SIN COSTO. Contáctanos aquí http://www.incasas.com.mx/contacto o al teléfono 8995-0577

Los mejores lugares de Polanco
Tips para usar el Transporte Público en el DF

Related Posts