Cómo organizar la alacena

Las alacenas siempre son un tema de cuidado en la organización de la cocina. Y es que, ninguna alacena está diseñada para ser funcional, sólo para almacenar los víveres sin algún sistema. Hoy te proponemos estos divertidos trucos para organizar la alacena y así, no dejar arrumbados tus productos de abarrotes al fondo y encontrar rápidamente todo lo que buscas.

b2ap3_thumbnail_7045604729_c26c133c94_z.jpg

Limpia a profundidad

Antes que nada, para organizar la alacena, acerca una mesa grande y saca todo lo que hay dentro de tu alacena. Limpia soportes, bases y paredes a profundidad. Lo ideal es que hagas esta limpieza una vez cada dos meses para evitar la acumulación de sobras de pan, galletas, moronas y cereales. Estos elementos, además de generar mucho desperdicio y bulto a tu alacena, pueden ser focos atrayentes de fauna nociva como cucarachas y ratones. Una alacena limpia es sinónimo de orden e higiene.

 Aprende a clasificar

Ahoravas a separar  tu comida en estas clases:  

 

 

  •       Latas
  •       Chiles secos, especias, sal y condimentos
  •       Azúcar, tés, café y crema en polvo
  •      Aceites, vinagres, vinos y bebidas
  •      Sopas de pasta en sobre o similares.

Todas las clases que ves arriba son alimentos imperecederos, es decir que deben pasar años antes de que se echen a perder y dejen de ser seguros para su consumo. A continuación, para organizar la alacena vamos a clasificar los perecederos, aquellos que se deben consumir lo antes posible para disfrutarlos frescos.

  •  Pan, tostadas, galletas y panecillos
  • Cereales de caja, semillas, y harinas

 Estas últimas deben colocarse siempre hasta adelante y consumirse rápidamente para aprovechar su frescura.

 b2ap3_thumbnail_3655135623_74ea0b46e2_z.jpg

Tips para que los alimentos duren más

El acomodo y la frescura de los alimentos mejora cuando utilizamos botes y refractarios especiales para almacenamiento al organizar la alacena. Podemos etiquetar, apilar y cerrar herméticamente. También aporta una apariencia más estética y visiblemente es más fácil encontrar los alimentos. 

Estos refractarios los puedes encontrar en venta por catálogo.

Recomendaciones de seguridad e higiene

No está de más recordarte que, los alimentos siempre deberán estar alejados de los productos de limpieza como el detergente, el cloro, desinfectantes, desengrasantes e insecticidas. Aunque estos productos de alta concentración química no toquen directamente los alimentos, despiden gases tóxicos y podría darse una intoxicación química en los comestibles. Procura que estos productos de limpieza, sean siempre almacenados en una alacena especial a parte del resto de la casa, misma que te ayudará a organizar la alacena y guardar tus escobas y trapos.

Si te gusta guardar tus frutas y vegetales en la alacena fuera de refrigeración, opta por canastas de plástico y no de madera. El plástico hará más fácil su limpieza en caso de putrefacción o escurrimiento. También facilita la desinfección y evita que, entre las fibras naturales de la madera, se alojen hongos, bacterias y parásitos o larvas que más tarde, pueden anidar en las harinas y cereales de tu alacena.

b2ap3_thumbnail_7150499_4cad7d8918_z.jpg

Por último, nunca almacenes alimentos a la altura del piso. Aprovecha los anaqueles más bajos para situar los objetos pesados y/o de bajo riesgo, como la batidora, los garrafones del agua o bien, las croquetas de las mascotas adentro de un recipiente hermético, o el pape higiénico.

Cómo comprar un jabón multiusos para la limpieza
Averigua los pros y contras de las casas en remate

Related Posts